Todas las Imagenes de » Paisajes y lugares » Santuario de Monserrate en Bogotá

Santuario de Monserrate en Bogotá

Cristo de Colombia

Cuando te dispones a subir el teleférico de Monserrate en Bogotá para conocer al Cristo del Santuario del mismo nombre, lo que menos piensas es en tener una experiencia emocional diferente, después de ver el sereno rostro del crucificado, que reposa en lo alto del altar.

Su lugar de devoción es el Cerro de Monserrate, a 3170 metros sobre el nivel del mar, lo que puede disuadir al más temeroso de las alturas, pero si tiene más voluntad de lo pensado, pues entonces todo visitante-turista nacional o internacional debería agregar dicho lugar en su tour personalizado.

cristo monserrate

santuario cristo de monserrate

santuario monserrate

vista iglesia monserrate

vista ciudad bogota desde monserrate

teleferico monserrate bogota

sendero en monserrate

tickets cerro monserrate

Hay agencias de viajes que tienen sus propias giras hacia el bendito templo, aunque los verdaderos aventureros prefieren movilizarse en un típico taxi colombiano hasta la estación del teleférico, donde luego de una cola bastante larga, se compra un boleto ida y vuelta por la razonable cantidad de 18 mil pesos.

Los días de mayor peregrinaje son los domingos y si te interesa llevar un recuerdo del lugar, aparte de las selfies y fotos familiares en los alrededores, sólo avanzas unos metros más arriba, al costado derecho de la iglesia, hasta encontrar decenas de puestos de venta de artículos religiosos o artesanías.

Los precios son variables, pudiendo adquirir un escapulario por la suma de 1 mil, 2 mil pesos o una estampita impresa por menos de eso. No falta quien te venda al menor precio y si te fijas en los detalles de los objetos, no querrás caer en el juego del regateo, aunque ya es cuestión de cada uno apreciar el trabajo de estos comerciantes independientes, que día a día ascienden hasta ese cerro para buscarse la vida.

En la misma área casi al final de este mini “paseo” de vendedores están los locales de comida y bebidas populares. Los comensales más exigentes tal vez se dirijan al sendero del otro lado, próximo a las escaleras del santuario, rumbo a uno de los dos restaurantes que con tan sólo ver sus exteriores, se deduce su categoría, apta para los bolsillos más cargados de billetes.

Lee cada advertencia o señal, porque de  eso depende tu seguridad, mientras caminas por los suelos empedrados o inclinaciones del suelo. Ya dentro del templo, es permitido tomar fotografías, siempre que permanezcas en silencio, sin perturbar a los que están orando.

No estaría de más que donaras algunas monedas u ofrendas, que siempre serán bien recibidas. Lo mejor es que los que deciden permanecer en el Cerro de Monserrate durante las horas nocturnas, se llevan consigo una impresionante vista de la ciudad de Bogotá en la memoria y claro, en las tomas fotográficas hechas con sus celulares.

La iglesia misma se tiñe de un alumbrado de varios colores alternados, que la embellecen al punto de darle mayor misticismo al sitio, donde la brisa no deja un cabello sin despeinar.

Fotos y texto originales para soloimagenesde por Graciela Jansasoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *